Transformación digital: todo lo que necesitas saber del tema

La transformación digital es un imperativo en la industria de hoy. El exceso de actividades manuales y los flujos de información basados en plantillas completadas por los operadores son algunos de los obstáculos para alcanzar la competitividad necesaria para triunfar.

No dar este paso evolutivo es un gran riesgo que impide superar de una vez por todas las deficiencias operacionales en los procesos productivos y que, además, conlleva una toma de decisiones tardía y poco efectiva.

El primer requisito para aplicar la transformación digital en una fábrica y dejar atrás estos problemas es comprender, de qué trata este concepto, cuáles son sus ventajas y de qué forma aprovecharlo, entre otros puntos clave.

Precisamente, sobre esto hablaremos en las próximas líneas de este material. ¡Síguenos!

¿Qué es la transformación digital?

En primer lugar, la transformación digital consiste en un proceso integral que abarca todas las áreas y aspectos de la fábrica y el negocio en sí.

Incluso, este concepto evolutivo debe instaurarse dentro de la cultura organizacional de una empresa, consolidándose como uno de sus valores fundamentales.

Desde el punto de vista práctico, podemos decir que se trata de la migración a lo digital de las tareas manuales y el uso del papel, así como de la sustitución de tecnologías anteriores por softwares, sistemas y herramientas más recientes.

Además, la transformación digital busca que todos estos cambios incrementen la eficiencia de la organización y aprovechen mejor las actividades humanas.

Sí, este concepto no busca suplantar el factor humano dentro de una organización, sino potenciarlo y contribuir con que su alcance sea mayor.

Al librar a operadores y trabajadores de tareas manuales y diferentes procesos, estos cuentan con mayor tiempo disponible para incidir en los planes y el desenvolvimiento de sus empresas a través del análisis, la planeación, el pensamiento estratégico y la toma de decisiones.

Tomando en cuenta todo esto, queda claro que aplicar la transformación digital es mucho más que comunicarse con potenciales clientes a través de canales electrónicos e incorporar un determinado software que, de forma aislada o integral, ayude a supervisar una o varias etapas de los procesos de producción.

También va más allá de gestionar unos pocos documentos y procesos a través de plataformas y sistemas de gestión de manufactura que interconecten los dispositivos de procesos con los sistemas empresariales.

Si tu organización ha dado alguno de estos pasos, ¡bien! Significa que está intentando aplicar la transformación digital, sin embargo, eso está muy lejos de encontrarse en un nivel avanzado de modernización.

Dicho esto, te invitamos a que conozcas los tres niveles de transformación digital para que puedas detectar en cuál de ellos se encuentra tu fábrica o negocio.

Transformación digital inicial

Este es el nivel de entrada, en el que están aquellas organizaciones que se encuentran detrás del promedio del mercado en cuanto a tecnología y digitalización, pero que ya aplican algunos recursos y sistemas.

Un ejemplo de las empresas que están en este nivel son las que todavía desarrollan gran parte de sus procesos de forma manual.

Es por ello que para superar este primer nivel, en el caso de que tu compañía se encuentre en él, resulta clave que te plantees la automatización y eliminación de la mayoría de los métodos de control manuales.

Transformación digital avanzada

En este punto se encuentran muchas compañías y, sin duda, es un gran avance, pero aún no es el nivel ideal.

Aquí tu empresa ya funcionará mayormente de manera automatizada, a través de Sistemas de Ejecución de Manufactura y adoptará la digitalización como parte de su cultura organizacional.

Incluso será gestionada con base en prácticas y factores modernos como el Big Data, es decir, el análisis de grandes volúmenes de datos y el aprovechamiento de los mismos.

Pero, ¿qué le falta para alcanzar el más alto nivel? Sencillo: estar un paso delante del mercado en cuanto a innovación y utilización de tecnologías.

Transformación digital del futuro

En este punto tu fábrica y/o negocio debe tener un rendimiento inteligente general, con integración entre las tecnologías de la información y la manufactura, aplicación del Internet de las Cosas (IoT) y soluciones tanto en el nivel de gerencia y dirección como en el área de transformación de materia prima.

Además, tiene que incorporar elementos novedosos que aún no han sido adoptados por la mayoría del mercado, como es el caso de la cadena de bloques o blockchain.

¿Qué beneficios ofrece la transformación digital?

La transformación digital es un proceso indispensable que trae beneficios para todas las empresas, independientemente de su tamaño y sector.

Como mencionamos anteriormente, este proceso siempre está enfocado en mejorar el rendimiento de una organización. Por ello, brinda ventajas como:

Reducción de costes

La transformación digital tiene una relación directa con la reducción de fallas y equivocaciones.

En las industrias, permite evitar duplicidades y disminuir los tiempos de paro, entre otras cosas.

De esta manera se optimizan los flujos operativos a la vez que se reducen los costos asociados a ellos.

También, la migración de lo físico a lo digital supone grandes ahorros, pues deja de ser necesaria la compra de papel e insumos de impresión, así como la adecuación de espacios físicos de almacenamiento.

Control operacional a distancia en tiempo real

La transformación digital flexibiliza las labores de los diferentes miembros de una organización, especialmente de los directivos, coordinadores, gerentes, supervisores y jefes de producción.

En el ámbito de la manufactura, la implementación de sistemas de adquisición de datos y otros softwares brindan la posibilidad de gestionar y controlar las operaciones sin que sea necesario encontrarse en el sitio de producción (solo aplica para operaciones desasistidas).

Además, estos recursos tecnológicos comparten la información en tiempo real, por lo cual es posible tomar decisiones a tiempo y agilizar los lapsos de respuesta ante posibles eventos.

Optimización de la toma de decisiones

Ya que mencionamos la toma de decisiones, no podíamos dejar este beneficio fuera. Se trata de una de las principales ventajas de la transformación digital.

Sustituir las plantillas y la gestión manual de documentación, así como la supervisión estrictamente presencial, permite acceder rápidamente a los datos necesarios para diseñar planes de acción adaptados a las necesidades concretas de las empresas.

Además, la automatización de la recolección de datos permite eliminar los errores y omisiones, por lo cual la información obtenida suele ser exacta y precisa.

Nuevos canales de comunicación con los clientes

Se trata de un beneficio que disfrutan las empresas desde el inicio de la transformación digital.

Adaptarse a los canales de comunicación electrónicos y tener presencia en las redes sociales e Internet permite desplegar una estrategia multicanal para interactuar con clientes y el público en general.

Independientemente de si se trata de un negocio minorista, mayorista o industria, poseer múltiples opciones para mantener informado al nicho de mercado representa una gran ventaja competitiva.

Innovación constante

La transformación digital es un proceso que crea una especie de inercia, donde la modernización y la evolución no se detienen.

Cuando las compañías adoptan este concepto en su cultura organizacional, la innovación se convierte en uno de sus elementos fundamentales y son capaces de adaptarse a las nuevas tendencias y prácticas que presenta la oleada tecnológica de hoy.

Todas las empresas quieren disfrutar de estos beneficios, pero solo lo logran aquellas que superan los retos y obstáculos que implica conseguir la transformación digital.

¡En la próxima sección hablaremos sobre este tema!

¿Qué retos enfrenta la transformación digital?

No es casualidad que muchas empresas no logren alcanzar la etapa más avanzada de la transformación digital. Y es que existen múltiples retos que enfrenta este proceso de evolución y modernización. Entre ellos podemos mencionar:

Escasez de información

Muchas veces las empresas no saben de qué forma comenzar el proceso de transformación digital.

Esto se debe a que cuentan con poca información y datos sólidos acerca de la realidad de la organización, sus debilidades y oportunidades de mejora.

Por ese motivo, el primer paso para aplicar la transformación digital es realizar una investigación profunda de la propia empresa, sus características y necesidades.

Este estudio debe ser llevado a cabo, preferiblemente, por un equipo transversal de la organización, con gran capacidad de entendimiento y análisis, y con las competencias necesarias para promover y fomentar cambios y mejoras.

Solo a través de este diagnóstico inicial es posible diseñar las líneas de acción necesarias para modernizar y transformar una empresa y sus operaciones.

Resistencia al cambio

La mayor dificultad para aplicar la transformación digital pueden ser los mismos miembros de la organización. Esto se debe a que la resistencia al cambio es una conducta natural en muchos seres humanos.

Específicamente, los operadores y trabajadores pueden sentirse amenazados, confundidos y ansiosos por la forma en que la modernización y utilización de tecnologías impactará su cotidianidad.

Es en este momento cuando resulta fundamental transmitir mensajes e información clara que ayuden a comprender cómo la transformación digital, lejos de ser una amenaza, es una forma de flexibilizar y optimizar las labores y el desenvolvimiento laboral.

Escasos conocimientos en automatización y digitalización

Comunicar de forma correcta, conocer la realidad del negocio y dejar atrás viejos paradigmas no es suficiente para alcanzar una verdadera transformación digital.

Además de esto, resulta indispensable poseer sólidos conocimientos acerca de tecnologías de la información, automatización, digitalización y temas afines.

En primer lugar, es necesario capacitar al personal sobre esta área e, incluso, estructurar departamentos directamente relacionados con los procesos de transformación digital.

Por otro lado, es fundamental elegir minuciosamente a los proveedores de soluciones de gestión empresarial, manufactura y adquisición de datos en general.

El apoyo de estos expertos permite dar este paso de forma organizada, sustentable y coherente.

Un buen proveedor es aquel que, además de proporcionar soluciones de calidad, brinda un extenso servicio posventa que incluye asesoramiento continuo, capacitación y soporte.

¿Cómo sacar mayor provecho a la transformación digital?

La modernización e implementación de soluciones de calidad no garantiza el éxito por sí solo. Para sacar el mayor provecho de la transformación digital debes seguir estos principios:

Trabajar en entornos inteligentes

Esto significa que no solo es necesario implementar sistemas relacionados con diferentes áreas, sino lograr una integración óptima para crear un entorno inteligente.

De esta forma disminuyen los costes estructurales y se puede incrementar la productividad de forma sustentable. Además, se flexibiliza la labor de los diferentes miembros de la empresa.

No olvidar el talento humano

Es peligroso entrar a la vorágine de la tecnología si no se tiene en cuenta que el factor humano siempre será fundamental.

De hecho, para aprovechar la transformación digital es necesario centrarse en desarrollar la capacidad analítica y estratégica de los miembros de la organización.

Además, a la par que se incluyen soluciones y sistemas de calidad, es importante incorporar nuevos profesionales a la organización, especialmente jóvenes capacitados que serán los directivos del futuro.

Desarrolla un sistema de análisis

Consiste en elegir equipos de trabajo y metodologías dirigidas al análisis de los datos obtenidos a través de los sistemas.

Obtener información de interés es muy valioso, pero esto solo se traduce en buenos resultados si es interpretada de forma correcta.

¡Y listo! Al conocer estos consejos para aprovechar la transformación digital, ya sabes todo lo necesario acerca de este valioso tema.

No olvides que, como mencionamos algunas líneas atrás, también es importante realizar un exhaustivo proceso de análisis de la realidad actual para iniciar con éxito el proceso de trasformación y modernización.

Es por ello que la transformación digital en tu empresa puede comenzar hoy, con simplemente conformar un plan de trabajo para evaluar su funcionamiento y detectar oportunidades de mejora, debilidades y diferentes características.

También debes tomar en cuenta que para dar este paso tienes que informar a todos los miembros de la organización y concientizar sobre los cambios que implica migrar del papel y lo físico a lo digital y automatizado.

¿Te pareció interesante esta lectura? Si quieres aprender acerca de las soluciones de inteligencia de manufactura, uno de los elementos claves en la modernización de una fábrica, no dejes de interactuar con el siguiente material de nuestro blog:

7 razones para implementar soluciones de inteligencia de manufactura


2 vistas